martes, 10 de enero de 2017

ISP DETECTA ALZA DE LLAMADOS POR PRESENCIA DE MURCIÉLAGOS DENTRO DE LOS HOGARES

MURCIÉLAGOS "OKUPAS"

De 70 muestras analizadas este mes, tres han dado positivo para rabia: dos en Rancagua y una en Chillán.


Un aumento en los llamados de personas que reportan haber encontrado un murciélago en sus hogares, detectó el Instituto de Salud Pública (ISP) en los últimos días, lo que ha redundado en un incremento en los muestreos realizados a estos mamíferos.

Así, hasta el pasado viernes se habían analizado 70 muestras a nivel nacional –algunas recuperadas por personal de salud y otras que fueron llevadas por las mismas personas-, lo que ha arrojado tres casos positivos de rabia, dos de ellos en Rancagua y otro en Chillán.

“El encontrar un murciélago durante el día ya es una situación anómala, ya que estos mamíferos son nocturnos”, indicó Verónica Yung, Jefa de la Sección Rabia del ISP, donde se alcanzó un peak de 20 muestras en sólo un día.

Por su parte, la Ministra de Salud, Carmen Castillo, indicó que “cuando uno captura un murciélago es porque algo no está funcionando bien, porque son muy hábiles para moverse entonces si aparece un murciélago en el suelo o volando débilmente, lo más importante es tomarlo con todos los resguardos, no con la mano directa, una bolsa y llevarlo al ISP o, en regiones, a las seremis de salud para que pueda tomar conocimiento y verificar el tema de la rabia”.

El hallazgo de murciélagos dentro de las viviendas es considerado particularmente peligroso, dado que no es una conducta habitual para estos mamíferos y podría ser indicador de que porten de rabia, exponiendo a los habitantes y mascotas residentes. Así ocurrió en 2013, cuando César Barriga, un joven motorista de Quilpué, desarrolló rabia tras ser mordido por un perro que, a su vez, había sido contagiado por un murciélago. Barriga se convirtió en la séptima persona en el mundo en sobrevivir al virus.

De acuerdo a la entidad, el aumento de los murciélagos en esta época es esperable por su ciclo de vida, puesto que en primavera-verano se produce su mayor actividad, tras hibernar en invierno.

Ante hallazgos de murciélagos, la autoridad recomienda comunicarse con la seremi de salud regional o la municipalidad correspondiente para que equipos especializados realicen el retiro del mamífero. En caso contrario, se aconseja retirarlo procurando evitar el contacto.

“Para esto, se recomienda utilizar guantes de látex gruesos y un recipiente de boca ancha, como un tarro de leche u otro. Así, al momento de encontrar al murciélago posado en una superficie lisa, se debe poner sobre el animal el tarro boca abajo, para posteriormente deslizar un cartón que sirva como tapa, que debe ser fijado con cinta adhesiva”, detalló Yung.


El año pasado el ISP recibió 1.563 muestras, confirmándose rabia en 94 de ellas.

Fuente: La Tercera
Gabriela Sandoval

jueves, 5 de enero de 2017

ESTUDIO SEÑALA QUE EN DIEZ AÑOS MÁS YA NO TENDREMOS MERLUZA

UNA REALIDAD ALARMANTE 
Investigadores de las universidades de Chile y Valparaíso entregan datos alarmantes: si en 1999 se extraían 100 pescadas, el 2015 la cifra disminuyó a 20. Reinetas, corvinas, anchovetas, machas y erizos también se ven afectados.

¿Cómo sería la vida sin merluzas, reinetas, congrios, machas o erizos? Es la pregunta que seguramente se harán muchos al conocer los catastróficos resultados del "Informe País: Estado del medio ambiente en Chile. Comparación 1999-2015", elaborado por las universidades de Chile y Valparaíso y que entrega datos catastróficos: de diez a doce años nuestras costas prácticamente ya no tendrán estos recursos.

Se trata de un fenómeno de carácter mundial y cuya principal causa es la sobre explotación, o sea, la pesca o extracción desmedida de especies pelágicas (que viven en la columna de agua, alejados de la costa).

Según el profesor Ricardo Bravo, decano de la Facultad de Ciencias del Mar y de Recursos Naturales de la UV y uno de los académicos que participó en la investigación, del 68% de los stocks que se pescan están ya sea en la categoría de sobreexplotados (36%) o colapsados (32%), es decir, extraídos más allá de su límite de sostenibilidad.

En el estudio se compararon los datos de captura de 1999 y 2015 y la variación es realmente dramática. "Son valores negativos muy fuertes, por ejemplo, de cien merluzas y congrios que se pescaban en 1999, hoy día se pescan menos de 20. Eso da una tasa negativa de -80 por ciento. Y en los otros peces pelágicos como anchovetas, sardinas y corvinas el porcentaje negativo es de -70".

Bravo explicó que si sigue esta tendencia "en doce años más todos los recursos van a estar colapsados, eso no quiere decir que vayan a desaparecer, sino que no van a estar disponibles para la pesquería. Hay un daño biológico muy grande. La mayoría de los peces adultos desaparecieron y están quedando de mediano tamaño o más pequeños, incluso maduran sexualmente cuando son más chicos , es un ajuste para poder seguir reproduciéndose y salvar la especie".

Esta compleja situación está afectando a todos los recursos casi por igual. En el caso de los crustáceos, advirtió Bravo, el camarón nailon reporta una merma del 45,5 por ciento y el langostino colorado presenta una disminución del 50 por ciento.

"También en los moluscos se registró una desviación negativa. Por ejemplo, hay un 42 por ciento menos de pulpo, la macha llega al 28 por ciento y tenemos un 46 por ciento menos de erizos que en 1999", detalló.

¿Se salva la merluza?

Si bien en otras partes del mundo algunas especies se han recuperado con buenas medidas, otras simplemente no lo han logrado. En nuestro país el ejemplo más claro es la merluza común. "Acá colapsó la pescada el 2004 y los estudios decían que en cinco o seis años se recuperaba, pero la verdad es que llevamos dieciséis años y muy por el contrario, no se muestra ningún índice de recuperación, está tan dañada como el 2004".

Según el profesor Bravo se han hecho esfuerzos, como decretar la veda de la merluza en septiembre, en su período de desove, pero no son suficientes. "Son políticas para cuidar un poco la especie, ya que se prohibe la pesca en el tiempo de reproducción, pero falta".

El académico responsabiliza también de esta debacle a la pesca ilegal que en algunos casos puede ser del 30 o del 40 por ciento. "Entonces las cifras que tenemos pueden ser parciales porque son los datos de captura que registra el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca), pero no es todo; hay muchos datos que no se informan".

En este mismo estudio se señala que las Naciones Unidas proyectaban que para el 2050 todas las especies pelágicas iban a estar colapsadas, "pero muy probablemente esa fecha se está adelantando, en nuestro país el 2025 o 2027 se estará colapsando", advierte Bravo.

¿Qué hacer? Una medida sería disminuir las cuotas de captura, pero ahí la dificultad sería cómo fiscalizar eso. "No hay una ley que permita regular adecuadamente y no están los recursos para tener más fiscalizadores, una especie de policía marítima".

En el caso de la merluza, Bravo recomienda que el tiempo de veda sea mayor, pero entiende que esa es una medida política muy impopular.

La Estrella de Valparaiso
Claudia Carvajal R.

SERNAPESCA VALORÓ EL ESTUDIO

El director nacional de Sernapesca, José Miguel Burgos, valoró el trabajo realizado por las universidades. "Lo que nos parece interesante es que incluye dentro de los agentes que inciden negativamente en la recuperación de algunas pesquerías emblemáticas (como la merluza) la pesca ilegal o no declarada, que según el reporte puede alcanzar hasta un 30% en algunas especies. Concretamente para el caso de la merluza común, nuestras estimaciones son aún más preocupantes, pero lo importante es que la difusión de estas conclusiones contribuye a que la comunidad tome conciencia respecto de la importancia de no consumir productos en veda o extraídos ilegalmente". Burgos además destacó la estrategia de fiscalización de pesca ilegal que están desarrollando y de "educar y concientizar a los sobre la importancia de este tema, y para este 2017 redoblaremos los esfuerzos en ese sentido".

martes, 3 de enero de 2017