viernes, 10 de febrero de 2017

ENCUENTRAN A CIENTOS DE BALLENAS MUERTAS EN NUEVA ZELANDA

Los socorristas ahora luchan por mantener vivos a los cetáceos sobrevivientes en lo que es el mayor incidente de este tipo en las costas del territorio.


AUSTRALIA.- Varios centenares de ballenas piloto fueron halladas muertas este jueves en Nueva Zelanda después de que más de 400 de ellas quedaran varadas en la remota bahía Golden, en el noroeste de la isla Sur, informó la prensa local.


Fuentes del Ministerio de Conservación indicaron a la cadena TVNZ que se calcula que han muerto unos 300 cetáceos de un total de 416 que quedaron atrapados en una zona arenosa conocida como Farewell Spit.

Decenas de socorristas luchan a contrarreloj para mantener vivos a los mamíferos sobrevivientes mientras están a la espera de que suba la marea. Asimismo, se encuentran pendientes de la situación de las ballenas que han sido reflotadas. Este hecho se trata del mayor incidente de ballenas que quedan varadas en Nueva Zelanda. En febrero de 2015 se organizó un operativo para intentar salvar a 200 ballenas piloto que quedaron atrapadas en la misma zona de Farewell Spit, pero no impidió que la mayoría pereciera en el lugar.

Se desconocen las razones por las que estas ballenas quedaron varadas, aunque la bahía de Golden, que tiene aguas poco profundas, es conocida por este tipo de incidentes. La ballena piloto, también llamada Calderón común, es un ejemplar de frente abombada y cuerpo robusto que puede alcanzar entre seis y siete metros de longitud.




lunes, 6 de febrero de 2017

domingo, 5 de febrero de 2017

SOBRE MASIVA MUERTE DE BALLENAS

MUERTE DE 343 BALLENAS EN EL SUR DE CHILE HABRÍA SIDO POR LA MAREA ROJA

Impacto causó entre la comunidad científica local e internacional, comunidades y autoridades la sorpresiva revelación de una masiva muerte de ballenas en las costas del sur de Chile durante el año 2015, y que partió cuando en abril un equipo expedicionario reportó cerca de una veintena de ballenas Sei (Balaenoptera borealis) varadas en las inmediaciones costeras del Golfo de Penas y Golfo Tres Montes.

Prospecciones posteriores terminaron por confirmar la muerte de 367 ballenas, por lo que un equipo de científicos se abocó a la tarea de determinar la o las causas de la muerte masiva de tales cetáceos, hipotetizándose preliminarmente que sería producto de la marea roja de la que se deriva una biotoxina que podía haber contaminado la cadena alimenticia provocándoles la muerte; luego, las corrientes eventualmente podrían haberlas arrastrado hacia la orilla.

Luego, el 6 de enero de este año un trabajo llevado adelante por 12 investigadores titulado Largest baleen whale mass mortality during strong El Niño event is likely related to harmful toxic algal bloom analizó una serie de posibles causas de la muerte masiva de ballenas determinando que la marea roja podría ser la razón más probable. El estudio, que se venía preparando ya desde 2015, generó controversia con otros expertos en ballenas por el secretismo con el que eventualmente se realizó sin mantener comunicación con el resto de la comunidad científica, varios de ellos expertos en conservación reconocidos mundialmente que habrían sido dejados de lado.

En el texto al que accedió La Opinión de Chiloé, los investigadores aseguran que “aunque en la mayoría de los casos la razón de las muertes no ha sido identificada de manera concluyente, algunos eventos de mortalidad de cetáceos se han vinculado a condiciones bio-oceanográficas, como la proliferación de algas nocivas. (…) En marzo de 2015, se reportó una de las mayores mortalidades masivas de ballenas barbadas en un golfo en el sur de Chile. Aquí mostramos que la muerte sincronizada de al menos 343 ballenas, principalmente Sei, se puede atribuir a blooms de algas nocivas“.

La investigación asevera que “la presencia de toxina paralizante de los mariscos (TPM) en mitílidos de la zona y en las carcasas de ballenas así como la ausencia de evidencia de otras causas de muerte deja a la intoxicación por veneno paralizante de los mariscos (VPM) como la causa más probable de muerte. Aunque también se detectó toxina amnésica de los mariscos (TAM) en una de las muestras de contenido estomacal, no se cree que sea la causa del evento de mortalidad masiva ya que no fue detectada por las estaciones de control de toxinas”.

El resultado anterior viene a corroborar lo que el Ministerio Público de Puerto Aysén había confirmado con las primeras 30 ballenas encontradas muertas: fue producto de una intoxicación con biotoxinas  (marea roja) presente en el plancton de la zona en agosto de 2015.

Los antecedentes anteriores son de enorme importancia para la zona chilota, especialmente por la amplia presencia de marea roja que tuvo lugar el 2016 y su eventual reaparición este 2017: la costa noroeste de Chiloé es el lugar de mayor concentración de ballenas azules en el hemisferio sur, desconociéndose si la proliferación de algas nocivas ha tenido algún efecto en esta especie.

Fotografías: Häussermann V, Gutstein CS, Beddington M, Cassis D, Olavarria C, Dale AC, Valenzuela-Toro AM, Perez-Alvarez M, Sepúlveda HH, McConnell KM, Horwitz FE, Försterra G. (2017)
Fuente: La Opinión de Chiloé

sábado, 4 de febrero de 2017

jueves, 26 de enero de 2017

CONSECUENCIA DE LOS INCENDIOS QUE AZOTAN CHILE

ANIMALES SALVAJES MUEREN ATROPELLADOS AL HUIR DE LOS INCENDIOS
Los funcionarios del Centro de Rescate de Fauna Silvestre dependiente del Museo de San Antonio (Musa) manifestaron su preocupación por la dura realidad que están viviendo los animales silvestres con los incendios forestales.
De acuerdo a lo indicado por José Luis Brito, director del Musa, desde el sábado hasta hoy ha recibido la denuncia del atropello de cinco animales silvestres en la Ruta G80-I.
"Durante los incendios forestales llegan muy pocos animales a los centros de rescate porque la mayoría muere, pero los que se salvan comienzan a vivir otro problema que tiene que ver con la búsqueda de un nuevo hábitat. Si hay un macho que se salva y llega al territorio de otro macho, es expulsado, porque no hay suficientes hembras o porque no hay comida", explica Brito.
Según el especialista, un gato güiña -en peligro de extinción-, además de un quique, un zorro chilla y dos chingues -especies protegidas por la ley- han fallecido atropellados en los últimos días.
"Vamos a pedir formalmente a Vialidad y a las municipalidades que correspondan que se instalen señaléticas advirtiendo que por ahí atraviesa fauna silvestre. Sin embargo, también hacemos el llamado a los conductores que manejen con más precaución por las zonas donde ha habido incendios, porque lo que están viviendo estos animales realmente es preocupante", agregó.
José Luis Brito añadió que hoy recibió el apoyo de Puerto San Antonio para acudir a las zonas afectadas por los incendios para recuperar algunos de los cadáveres y ver la posibilidad de rescatar alguna especie herida.  

Fuente: El Líder de San Antonio

http://45.56.121.188/vistas/17/78691.gif