lunes, 12 de febrero de 2018

EL PROBLEMA DE LA CAZA ILEGAL EN SUDAFRICA

CAZADOR ILEGAL ES DEVORADO POR MANADA DE LEONES EN SUDÁFRICA

Varios leones de una reserva del noreste de Sudáfrica devoraron a un hombre sospechoso de caza ilegal, dijo a la AFP un portavoz policial.

La cabeza y los restos de la víctima fueron hallados el sábado en una reserva privada de Hoedspruit, cerca del famoso parque nacional de Kruger, dijo la fuente.

“Al parecer estaba cazando ilegalmente cuando fue atacado por un grupo de leones que lo devoró. Dejaron sólo la cabeza y algunos trozos de carne”, dijo el portavoz policial Moatshe Ngoepe, añadiendo que cerca de lo que quedó del cadáver del hombre había un fusil de caza.

En 2017, se hallaron en diferentes reservas naturales los cadáveres de varios leones decapitados y mutilados de sus miembros, utilizados en la medicina tradicional.

Las principales víctimas de la caza ilegal en Sudáfrica son los rinocerontes, cuyos cuernos son muy codiciados en Asia.

Más de un millar de rinocerontes fueron cazados ilegalmente en 2017, según estadísticas de las autoridades sudafricanas.

La caza ilegal es un problema país en Sudáfrica. De hecho, durante 2017 se encontraron en diferentes reservas los cuerpos de varios leones decapitados y con sus miembros mutilados . Esto, debido a que dichas partes se emplean en la medicina tradicional.

Sudáfrica ha logrado reducir en un 12% la caza ilegal de rinocerontes, los cuales son las principales víctimas de esta práctica. ¿La razón? Sus cuernos son vendidos y ampliamente cotizados, especialmente en Asia. De igual forma, aún queda mucho trabajo por hacer, ya que actualmente mueren en promedio tres rinocerontes al día producto de la caza ilegal.  Agencias

sábado, 10 de febrero de 2018

MUERE NIGEL, EL PÁJARO SOLITARIO QUE SE ENAMORÓ DE UNA ESTATUA DE CEMENTO

UNA RELACIÓN AMOROSA IMPOSIBLE

Los técnicos de gestión de la fauna del Departamento de Conservación de Nueva Zelanda idearon un curioso sistema de atracción de la fauna. En una zona costera de la isla de Mana, cerca de Wellington (Nueva Zelanda), instalaron un grupo de estatuas de hormigón simulando ejemplares de una especie que antiguamente era muy habitual en la zona, el alcatraz australiano (en maroí, Tākapu; de nombre científico Morus serrator). Los señuelos incluyen llamadas sonoras con un sistema de megafonía alimentada con paneles solares.

Con el tiempo, diversos alcatraces se acercaron a curiosear entre las estatuas, pero solo uno se había instalado de forma casi permanente entre los supuestos congéneres de cemento. Durante los últimos cinco años, los biólogos han seguido la curiosa conducta de un ejemplar conocido desde entonces como Nigel.

Poniendo un poco de poesía al curioso enamoramiento algunos medios han atribuido a Nigel el apelativo de “el pájaro más solitario del mundo”. Lo cierto es que ningún otro ejemplar con plumas había permanecido entre las estatuas, ni muchos menos había tratado de hacer nido con alguna de ellas; imitando algunos de los rituales de pareja propios de la especie.

La imposible relación amorosa entre Nigel y, en concreto, una las estatuas concluyó a mediados de enero. Uno de los equipos se seguimiento del proyecto descubrió el cuerpo sin vida de Nigel, cerca de su estatua preferida. En la zona hay ahora algunos otros visitantes alados pero la isla de Mana -dicen los medios locales- añora al solitario y romántico Nigel

Fuente: La Vanguardia
Videos:



lunes, 5 de febrero de 2018

LA GUIÑA O GATO DE CHILE

AMENAZA DE EXTINCIÓN

Cómo la güiña o gato de Chile, el felino más pequeño de América que vive en la zona más restringida, también se convirtió en uno de los más amenazados del continente

Un nuevo estudio explica cuál es la verdadera amenaza para estos animales que miden tan solo la mitad de un gato doméstico y que habitan en el centro y sur de Chile, y en menor medida, en el suroeste de Argentina.

También es el felino que se encuentra en la zona más restringida de las Américas, unos 300.000 kilómetros cuadrados que abarcan el centro y sur de Chile, y en menor grado, al suroeste de Argentina.

Pero la güiña o gato chileno (Leopardus guigna) se ha ganado otro título: ser uno de los felinos más amenazados de la región.

Desde que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ingresó a esta especie como vulnerable a la extinción en 1996, se cree que una de las principales amenazas para la güiña es la pérdida de su hábitat natural.

La deforestación y la ganadería extensiva han reducido su ya pequeña zona de distribución en un 70% desde 1970.

El otro factor que se ha señalado para explicar la reducción poblacional de las güiñas a menos de 10.000 ejemplares es su persecución y matanza por parte de los ganaderos.

Estos gatos salvajes de hábitos nocturnos tienen una amplia fama como cazadores de aves de corral.

Sin embargo, un estudio publicado la semana pasada en la revista científica Journal of Applied Ecology demostró que estas no son las principales amenazas para el también llamado "tigre pequeño".

Según la investigación encabezada por el biólogo chileno Nicolás Gálvez de la Pontificia Universidad Católica de Chile, "la subdivisión y fragmentación de la tierra tienen un impacto mucho mayor en la supervivencia de la güiña", explicó en un comunicado de prensa.

Los bosques del centro y sur de Chile, y en menor grado, del suroeste de Argentina, son el hábitat natural de la güiña. (Foto: Nicolás Gálvez) / BBC

"Esto se debe a que existe un mayor riesgo de interacción humana y persecución en áreas donde hay más granjas, una mayor presión sobre los recursos naturales a través de una mayor extracción de madera y pastoreo de ganado, e incluso la competencia por alimentos de animales domésticos mantenidos como mascotas", agregó.

Por su parte, Zoe Davies, profesora de conservación de la biodiversidad de la Universidad de Kent, quien participó del estudio, dijo que solo 10% de las personas que habitan en la zona de distribución de estos animales han matado un ejemplar en la última década.

"Esto sugiere que la persecución es menos una amenaza para su supervivencia que la subdivisión de las granjas", explicó.     Por Redacción - BBC Mundo   (Foto: Nicolás Gálvez) / BBC